Exprime cualquier método de batería!!

por: Borja Mollá

Con los consejos de hoy, cualquier método de batería va a cobrar una nueva dimensión y vas a poder exprimirlo para sacarle todo el partido. prepárate para quitarles el polvo a tus viejos métodos.

¡Empezamos!!

Cualquier método de batería (o cualquier instrumento) ha sido creado por su autor, para aportar algo nuevo o distinto a lo que ya hay en la actualidad. Al menos, eso quiero creer yo. De hecho, necesito pensar que ese método, o parte de él, me va a hacer ver otras opciones y posibilidades con mi instrumento.

Quizá conceptos nuevos que yo mismo no había pensado o digitaciones (stickings) que por ser de mundos musicales lejanos a mi entorno de trabajo, me resultan difíciles o farragosas (complicadas). Pero siempre que las practico un rato, después de analizarlas, enriquecen mi lenguaje baterístico, sí o sí.

Te preguntarás

a que viene esta introducción tan larga y aparentemente sin sentido. Tengo la edad suficiente para haber pasado la mayor parte de mi vida, o la menos la mitad, sin Internet ni la globalización del mundo. He conocido la guerra fría, el muro de Berlín o el pasado más oscuro de España. Pero también he visto, como ese muro caía o se celebraba el primer concierto de Rock en la Rusia comunista.

Cuando empecé a interesarme por la batería de una manera seria (tendría como 16 años) el único camino que te quedaba era la banda de música y la percusión clásica. Mi padre me obligó a apuntarme si pretendía comprarme una batería. Hasta ese momento había sido un inconstante que empezaba todo y no acababa nada. Mi padre no dudó ni un segundo que, en pocos meses, se me pasaría la manía de los “tambores”. Bueno. Ahora tengo 46 años (casi) y esa manía de los tambores, es el eje central de mi vida y mi existencia.

Al no haber Internet,

el conseguir métodos para estudiar batería en España, era algo muy complicado (al menos para mí en Gandía, donde vivía). No supe aprovechar las clases de clásico que se me brindaban y por tener prisa por tocar, no me fijé o no supe ver que esas lecciones de caja, me vendrían muy bien tiempo después.

Imagina que no tienes Internet. Imagina que sólo tienes un método de batería. Imagina que no hay nada de información. No tienes teléfono móvil. No conoces otros baterías. Bienvenido a los 80. Tendrías que aplicar estos consejos para poder crecer con la batería.

A partir de este momento, voy a darte unos consejos o tips (que yo no seguí hasta hace muy poco, lo confieso) para que, con esas pocas herramientas que acabo de describirte, seas capaz de extraer toda la sustancia o todo el “caldo”, a cualquier método de batería, por sencillo o aburrido que te parezca.

TIPS PARA EXPRIMIR TU MÉTODO DE BATERÍA

1.- Por aburrida y fea que parezca la portada, dale una oportunidad. Recuerda la primera regla: se supone que no hay más métodos a tu disposición que ese. Las portadas casi siempre, ¡son horribles!

2.- Intenta trabajar el método como marca el autor en primer lugar. Ya habrá tiempo para discutir o cuestionar sus normas de uso. Es mejor entender que es lo que quiere conseguir el autor con su método. Seguramente, te va a venir muy bien y entenderás conceptos que ni se te habían ocurrido.

3.- Sigue las indicaciones, pero tampoco te tragues el método de pe a pa (de cabo a rabo, entero, etc.). Si el método sólo aplica ritmos sin más, prueba a introducir pequeños cambios.  Interiorizalo siempre antes  en su forma más básica. Luego te pongo un ejemplo. Estos cambios pueden ser del tipo: Cambiar el dibujo del hi hat o charles por tresillos. Por ejemplo.

4.- Siguiendo con la idea de que el libro sólo trate de ritmos, ¡dale la vuelta a esos ritmos! Toca el bombo con el dibujo del hi hat y el hi hat con el del bombo. O invéntate una figura repetitiva en la caja (ostinato), en vez de los típicos dos y cuatro.

5.- Si los ritmos son en 4/4, añade una negra más al final o al principio, o quita una nota. Estarás tocando ritmos irregulares que tienen muchas posibilidades y “rompen” bastante la cadencia de la línea de batería.

6.- Siguiendo con esta línea de trabajo, haz un poco el Frankenstein. Combina los primeros tiempos de cuatro de los ritmos, para construir uno nuevo que no se parezca al resto. Esto te puede llevar un poco de tiempo, pero desarrollarás tu imaginación y tu capacidad lectora.

7.- ¡Se me olvidaba!! Apunta todas estas modificaciones para no perderlas. Al menos en mi caso, tengo menos memoria que una sardina en un acuario.

8.- Otra cosa que puedes hacer, es intercambiar las líneas de caja, bombo y hi hat e invertirlas. Tocar en la caja la línea de bombo, en el bombo la del hi hat y en el hi hat la de la caja. Por ejemplo.

9.- Otra cosa muy interesante, es convertir ese ritmo, en un rudimento o figura, lick, a dos manos. Suena complicado, pero no lo es para nada. Imagina que coges las tres líneas del ritmo, bombo, caja y hi hat y las reescribes en una sola línea que tocaras en la caja, primeramente. Luego aplica un sticking que te sea cómodo y, por último, ponle acentos sabrosones y desplaza la figura por el resto de la batería, combinando el lick resultante, con el ritmo original.

Y hasta aquí unas cuantas ideas que se me ocurren para sacarle todo el jugo a un sólo método. Y para que veáis que no sólo lo digo, en próximos vídeos y Posts del blog, iré poniendo en práctica estos consejos, aplicándolos en  métodos de baterías españoles.

¡Estate atento a los próximos Posts y no olvides visitar nuestra tienda para conseguir tu camiseta y ayudarnos en nuestro proyecto!!

RECOMENDADO