sticking de 6 corcheas

Sticking de 6 corcheas. 1ª parte.

Muy buenas! Al tiempo buena cara y dado que ahora vamos a estar en casa o en el local mucho más tiempo, desde Massbateria os queremos hacer este tiempo más llevadero y os animo a que paséis más horas estudiando, empezando por esta aproximación al sticking de 6 corcheas. Empezamos!!

sticking de 6 corcheas

Sticking de 6 corcheas.

El sticking de 6 corcheas, o negras o semis, o como tú quieras subdividirlo, es un recurso muy útil y además divertido aplicar. Es una manera de intentar salir de los típicos fills y porqué no, también de los típicos ritmos, ya que lo aplicaremos de varias formas y maneras.

Para mi mismo, me resulta aún complicado de ejecutar y de aplicar. Por eso he preparado una serie de ejercicios que me ayudarán a mi y todos, a mejorar nuestros sticking de 6 corcheas o seisillos.

Aunque no está recogido en el PAS como rudimento, es un sticking con identidad propia y qué es aplicable en todos los estilos musicales.

Conociendo las combinaciones.

En esta primera entrega, os dejo las combinaciones más habituales posibles, acentuando las notas que quedan como singles o golpes simples.

Para trabajar estos stickings, como cualquier otro, te recomiendo que primero los toques sin metrónomo, hasta que te familiarices con la figura en cuestión. Esto es necesario para no coger vicios desde el primer momento a la hora de ejecutarlo.

Trabaja de uno en uno. No cambies de combinación, hasta no tener la primera clara. De esta forma, los interiorizarás mucho más y cuando uses el metrónomo, tendrás mucho adelantando.

Como trabajar con el sticking de 6 corcheas

Si ya tienes claro lo que tiene que hacer cada una de tus manos, ahora viene el verdadero trabajo:

  • Respeta a rajatabla las articulaciones.  

Me refiero a las dinámicas. Las manos en negrita, son las acentuadas y se deben de notar. Las demás, son notas fantasmas y se deben percibir, más que oir. Recomiendo no levantar más de 1 cm o centímetro y medio del parche. Ya se que cuesta mucho conseguir estas dinámicas, pero tu sonido te lo agradecerá al final. Con los golpes acentuados, no te vuelvas loco y machaques el parche. en vez de eso, intenta tocar aro y caja  a la vez. Conseguirás que se note bien el acento, pero al no subir tanto la baqueta, te será más fácil ejecutar las notas fantasma.

Fíjate que tus bateristas preferidos, aunque sean de dimensiones XXXL, respetan muchísimo las notas fantasmas. Esa diferencia de sonido entre unas y otras y ahí, está la belleza de tu ejecución, en una dinámicas perfectas. No por tocar heavy metal, has de destrozar tu kit y tus articulaciones.

  • Metrónomo. Cuanto más lento mejor.

Cuando empieces con el metrónomo, que sea a velocidades muy bajas, cercanas a 40 y una cosa muy importante: subdividido en seisillos, para de esta manera, conseguir la máxima precisión. Lo que más aprecian el resto de músicos en un batería, es la precisión de la ejecución y un tempo impecable.

  • Marca el uno.

“Si no sabes dónde está el uno, no sabes dónde estás. 

No recuerdo bien de quién es esta frase, pero es muy cierta. Hagas lo que hagas, repartas cómo repartas el sticking, no pierdas de vista el 1. Es fundamental, para darle una coherencia y una comprensión a lo que está haciendo. Además, de que si no, te vas a perder seguro.

La partitura.

Desde aquí, puedes descargarte la partitura en PDF. Te ruego encarecidamente que la compartas con todo aquel que creas que le vendrá bien.

DESCARGA LA PARTITURA