Entrevista: Victor Valera

por: Fran Gonzalo

Victor Valera es el motor que empuja la maquinaria de Angelus Apátrida, reconocida banda de Thrash Metal, que ha conquistado el viejo mundo gracias a la excelencia de sus discos y sus extensas giras.

Nuestro protagonista atiende el cuestionario de Mass Batería de forma sincera, amable y relajada. No perdáis cada detalle del mismo porque es auténtico oro puro.

Bienvenido Victor, cuéntanos. ¿A qué edad empezaste a tocar la batería?

Es algo que me jode bastante. No tengo para nada clara la edad exacta que podía tener en esas primeras ocasiones, en las que entraba por primera vez en contacto con el instrumento.

Tampoco creo que sea relevante para poder hablarte acerca de mis comienzos con la batería, pero sí estoy seguro que no pasaba de los 14/15 años.

Vivía en un pueblo de Murcia y tenía (aún mantengo el contacto) unos colegas, que tenían una banda de rock duro en español. Por aquel entonces lo del “rock duro” sonaba de lo más normal. Digamos que ahora no se usa la “etiqueta” como por aquel entonces se hacía y sonaba de una manera muy natural.

Pasábamos horas y horas en el local de ensayo

Tanto los que tocaban en el grupo, como los amigos que allí nos juntábamos siempre con ellos, acompañando en los ensayos que hacían durante días de diario o alguno de fin de semana. En ellos aprovechábamos para tomar unas cervezas todos los amigos juntos.

Aparte del ensayo de la propia banda y su set, también hacían versiones, aunque solo fuera por divertirnos y echar unas risas. Lo pasábamos genial la verdad… nos juntábamos todos y supiéramos usar un instrumento o no. Todos teníamos algo que aportar. Así que los fines de semanas que podíamos juntarnos todos, lo pasábamos en grande y nos echábamos unas risas cojonudas. Fue en esa época en la que yo empecé a dar mis primeros golpes en la batería, mientras descansaban los que de verdad sabían tocar…

Tengo que decir a la hora de hablar de mi trayectoria musical,

que la primera vez que me senté a tocar una batería ya tenía la suerte de saber coordinar. No sé si por haberlo visto durante tanto tiempo y haberlo mecanizado mental y visualmente, o porque de alguna manera, ya tenía ese “don”. Pero así fue. En absoluto quiero dármelas de súper dotado ni hostias similares, solo pretendo contar que de alguna manera, tengo la suerte de decir que me salté toda esa base de batería y esos primeros “acercamientos” a ella, aquello por lo que casi todo el mundo , tiene que pasar en algún momento de sus vidas.

¿Qué te motivó para escoger este instrumento?.

La verdad es que estos hábitos no fueron el motivo por el que hoy en día soy el batería que soy, pero sí que fueron el comienzo de todo. Siempre me harán recordar de una manera bonita y divertida cómo empecé a acercarme a la batería.

Fueron unos años después, 2002 para ser más exactos, y ya viviendo en Albacete, cuando Guillermo y David de Angelus Apatrida me ofrecieron entrar en la banda después de una serie de cambios en la misma. Años atrás ya habíamos estado tocando juntos, en los que fueron las primeras raíces y comienzos de Angelus Apatrida, cuando ni siquiera todavía nos llamábamos así..

Ya teníamos confianza y compartíamos gustos musicales después de todas esas experiencias juntos, antes ni siquiera de tener la primera formación consolidada. Por tanto, mi entrada en la banda no fue de cero, siendo mas bien una especie de reintegración con mis colegas.

Guillermo y David se defendían bien con todos los instrumentos.

Siempre los he considerado superdotados en ese aspecto musical, por lo que retomar de nuevo mi actividad en la batería se volvió super sencillo. Tuve la suerte de tener la ayuda de ambos para poder resolver esas primeras dudas. Era la primera vez que me ponía serio con el heavy metal y ese tipo de estilos.

Por aquel entonces ya tenían un muy buen nivel con la guitarra, pero estos dos cabrones se sentaban en la batería y también tenían una facilidad tremenda para imitar esos patrones míticos de las canciones y covers que por aquel entonces, queríamos sacar, para más tarde arrancar junto con esos primeros temas de la nueva era Angelus en un posible bolo y con esta “nueva” formación y cambios de estructura.

Por todo esto, se puede decir que ese mismo año 2002 fue el año en el que de verdad “empecé” a tocar la batería de una manera ya mas seria. Sumando eso sí, la experiencia adquirida años atrás con mis colegas de mi antigua ciudad residente.

¿Cuáles fueron tus principales referencias a la batería en tus comienzos?.

Pues de muy crío mis bandas preferidas eran Metallica y Héroes del Silencio. No tienen que ver demasiado en estilo la una con la otra, pero a mi me importaba bastante poco. Disfrutaba de la música de ambos grupos como el que más. A día de hoy, aunque de otra manera, lo sigo haciendo.

Estando todavía en el colegio pude escuchar bandas como Sepultura o Carcass, pero creo que de alguna manera mi cabeza no estaba preparada para esa música tan agresiva y rápida. Ahora es otra cosa totalmente diferente, y poco a poco con los años uno va entendiendo mejor lo que escucha. De hecho, muchos grupos que de niño no “entendía”, ahora son indispensables en mi biblioteca musical.

Una vez entré en Angelus empecé a escuchar más música y más variada dentro de lo que el metal se refiere.

Mis principales referencias se convirtieron en lo que por aquella época mas escuchábamos, Metallica, Sepultura, Anthrax, Iron Maiden, Megadeth, entre otros tantos…

Dinos un batería que todavía no hayas visto en directo y que te gustaría ver.

Son muchos los baterías que me gustaría ver en directo y todavía no he tenido la suerte de ver. Podría decirte muchos, muchísimos, pero hoy me ha pillado así y me decanto por Gavin Harrison, el cual sí que he visto en clinic pero no con banda tocando en directo.

¿Qué formación tienes en batería y percusión, técnicamente hablando?.

Mi formación se ha desarrollado de una manera totalmente autodidacta, no he recibido clases por parte de ningún otro batería, no he ido a ninguna escuela de música, ni he ido a ningún taller musical por pequeño que pudiera ser. Todo lo que sé acerca de la batería se ha ido desarrollando gracias a libros y grandes métodos de batería que he ido coleccionando(y adorando en algunos casos) a través de los últimos años, sumando la experiencia como músico en activo durante estos casi 17 años.

De 2002 a 2008 la experiencia “técnica”adquirida había sido prácticamente nula, siendo básicamente de oído, a duras penas había prestado atención por libros o cualquier cosa que tuviese que ver con el aprendizaje teórico del instrumento. Únicamente podría remarcar que hasta esa fecha solo había trasteado con programas de edición musical, controlaba un poco de baterías en midi y secuenciadas, y con esto a su vez, adquirí los conocimientos básicos para saber cuantas notas podía llegar a meter en un compás, como contar y poco mas.., lo necesario para escribir baterías programadas para la banda y para los temas que íbamos componiendo.

En 2009/10 me dí cuenta de lo limitado que podía llegar a estar y de todo lo que me estaba perdiendo al no tener más que una ligera idea de lo que era una partitura, y que un 4/4 me entraban un buen puñado de notas si lo subdividia en semifusas, jejjje… De manera que tomé cartas en el asunto y de manera autodidacta comencé a estudiar, primero ojeando métodos clásicos y básicos como podía ser el “Stick Control”, u otro igualmente clásico pero no tan básico, como podía ser el “4 Way Coordination”, uno de esos métodos que recomiendo de manera casi obligatoria.

Ambos métodos están escritos de manera “sencilla” y te muestran la manera de tocar e interpretar los ejercicios, tal y como se ven escritos, pero con un poco de picardía puedes tener dos métodos de batería interminables, para usarlos e interpretarlos de diferentes formas, teniendo de esta manera miles y miles de maneras de usar lo escrito y miles de maneras de interpretarlo en la batería.

Es increíble cuando descubres todo lo que puedes hacer con una serie de notas escritas en un par de compases, en lo que puede llegar a convertirse un simple patrón de manos si tienes un poco de imaginación y tiempo para dedicarle.

¿Sigues una rutina continuada de estudio?.

No tengo excusa para reconocer lo poco constante que soy, pero de vez en cuando tengo épocas en las que no soy tan cazurro y practico algo más. La verdad es que soy bastante malo organizando mi día a día y me entretengo con cualquier cosa que pasa por delante de mis narices.

Pero igual que confieso esa parte mala de mi, también es verdad que en las épocas en las que practico algo más y de contínuo, lo hago de una manera organizada y bien realizada. Grabo en audio y vídeo mis prácticas para escuchar cualquier posible fallo o con la única intención de mejorar. Además, me apunto todo lo que hago para tener las sesiones bien organizadas y poder desarrollar cada vez, o cada día, cosas diferentes; rudimentos, coordinación, independencia, “metal”, grooves, estilos…

¿Agarre tradicional o paralelo?… ¿por qué?

Por el momento solo puedo hablar de agarre paralelo, pero sí que es cierto que el día que me ponga un poco más serio con mis rutinas, quiero aprender a controlar un poco el agarre tradicional, únicamente por motivos de superación. Siempre me ha llamado la atención y sé bien que puede aportar grandes mejoras a mi técnica, pero por el momento lo tengo un poco aparcado, además que me queda mucho por aprender en cuanto a lo que mi técnica se refiere y ahora mismo no es algo que tenga como preferencia.

RECOMENDADO

Háblanos de tu kit actual, por favor. ¿Nos puedes detallar qué batería usas, platos, hardware, baquetas, etc. y por qué?.

Pues actualmente y desde hace unos años mi kit actual es una Gretsch New Classic de arce, con un acabado en Satin Natural, el cual siempre me ha encantado en cualquier batería. Consta de dos bombos(22x18) y seis cuerpos más de 8, 10, 12, 14, 16 y 18 pulgadas respectivamente, con las profundidades típicas de este set moderno pero a la vez realmente versátil, de los cuáles solo uso 4 de estos en directo.

La caja que actualmente uso es la que viene de serie con este set, una 14x5 de diez capas de arce, a la cual le tengo mucho cariño y me encanta como suena. Tengo una Full Range de 13x7 y una Usa Custom Brass de 14x5, ambas son dos cajas tremendas también, creo que tuve muy buen ojo el día que me decanté por ellas.

Toco con platos Meinl, ahora mismo creo que es una de las marcas de platos con mas proyección y variedad de todo lo que tenemos en el mercado. No podría decir nada malo de estos platos. Llevo tanto tiempo tocando con ellos, que para mi son parte esencial en mi set.

En directo me gusta cambiar de platos de vez en cuando, pero por lo general llevo un set cerrado de tipos de plato. Mi configuración actual con Angelus consta de 4 crashes(18”), 1 china(20”), 2 pares de hihats(13” y 14”), 1 ride(21”) y 1 splash(de 10”, o 2 más pequeños de 6”).

La verdad es que este es el set con el que más cómodo me encuentro, ya que este tipo de música está siempre cargada de detalles y el tener un set variado, hace que todo gane un poquito más de riqueza en la mezcla general del directo en cualquier banda del estilo. Los modelos que uso actualmente son variados; Byzance, Classics Custom y Classics Custom Extreme, Soundcaster Custom y Mb10.

Algunos de estos modelos ya desaparecidos en la marca ya que han descartado algunos modelos viejos y han metido otros nuevos, como Pure Alloy, que suenan realmente tremendos.

Los herrajes que uso son todos Gibraltar, la verdad es que es una marca con la que no sueles fallar, ya que tienen bastantes recambios y piezas de hardware bastante robustas y que no suelen romper con facilidad.
No uso racks ni demasiados artículos para montar platos o cascos de batería juntos entre sí, usé rack hace muchos años pero rápidamente di el salto a los soportes individuales, soy bastante maniático con el sonido y las vibraciones, y con los años también se adquieren una serie de manías, en mayor o menor importancia, pero se adquieren.

Por poner un ejemplo para este caso, no me gusta nada la sensación de golpear a un timbal o estar haciendo un redoble y notar cómo vibra casi toda la batería y soportes de plato, si me dan a elegir prefiero llevar todo siempre de manera separada.

Uso baquetas Balbex, para ser exactos modelo Ringo1 y Ringo2, llevo un tiempo trabajando con ellas y la verdad es que no podría estar más contento con la marca y con el trato y relación que hemos llegado a crear con la gente de Drumport Ibérica.

Qué podría decir de Balbex que la gente no sepa ya?, tengo la seguridad de que nadie en este país, por hablar sólo de manera cercana, podría decir nada malo sobre ellas. Aunque bien es cierto que esto ya es cuestión de gustos. Yo tuve la suerte de poder probar cantidad de modelos y pude comprobar de primera mano, cómo cada uno de estos modelos se podían adaptar perfectamente a las necesidades de cada tipo diferente de batería. Son una verdadera pasada y creo que seguiré usando estas baquetas durante mucho tiempo, porque sé plenamente que puedo confiar en ellas.

Como parte del equipo que uso en directo también cabe destacar que uso auriculares in ears Shure SE535, muy fiables y con una calidad de sonido bastante bien conseguida a mi parecer. En directo toco con claqueta casi durante todo el setlist, llevamos un ordenador con Logic instalado y todas las pistas de claqueta bien organizadas por marcadores, junto con algunas secuencias e intros que yo mismo lanzo en directo.

Estos serían los aspectos esenciales del set que llevo en directo con Angelus Apatrida, pero también tengo que decir que me encanta disfrutar de un set mucho mas básico y pequeño en el que groovear de una manera mucho mas “rollera” y sin tantos elementos.

¿Qué importancia tiene el apoyo de las marcas para un baterísta?.

Hay que reconocer que tener apoyo y trabajar con algunas marcas es todo un lujo que no cualquiera tiene la suerte de poder tener, pero desde luego que tampoco lo es todo, en mi opinión la base de todo está en creer en ti mismo y en lo que haces, tengas o no tengas ese apoyo, tengas una batería de 6000€ o una que valga 500€, no todo está en el qué, en ocasiones también está en el cómo, y si de verdad quieres llegar al punto en el que una marca se fije en ti, solo tú tienes la llave para conseguirlo.

De todo el mundo es sabido que muchas de esas marcas no se fijan en el batería en sí, sino en la banda en la que toca o el artista al que acompaña, pero por supuesto que esto tampoco es así en todos los casos, por lo tanto tampoco es mi intención generalizar y prefiero aclararlo, de manera que la gente no se haga una idea contraria a lo que me gustaría dar a entender.

Es maravilloso coger el teléfono y que alguien te diga que quiere trabajar contigo y que te van a ofrecer una batería con 10 timbales y con bombos que valen 3k cada uno a coste cero, pero créeme, en ocasiones esto es puro marketing y les da igual si lo haces mejor o lo haces peor, al final las mejores experiencias en la vida musical de muchos baterías no van de la mano de su gran, maravilloso y caro equipo, si no de las personas con quien se rodea y la gente que de verdad aplaude tu trabajo, así como de las metas que uno puede llegar a conseguir en su vida.
Es como lo siento y lo veo yo después de todos estos años.

Explícanos qué momento o experiencia destacarías por encima de todos, a lo largo de tu carrera, acompañando a otros músicos o en solitario.

Pues una de las mayores y mas gratas experiencias en mi vida ha sido ver cómo muchos chicos o chicas han dado un gran salto cualitativo en la batería después de haber estado practicando conmigo durante unos meses o unos años.
Siempre me ha hecho sentir super satisfecho toda esa gente que durante algún momento de sus vidas se han puesto en mis manos y me han dejado enseñarles y aconsejarles, tiempo después me lo han agradecido y a día de hoy todavía muchos lo hacen, cosa que siempre me ha hecho sentir fenomenal.

… y un disco o concierto del que te sientas especialmente orgulloso?.

Pues nuestro último disco de estudio, “Cabaret de la Guillotine”, del cual me siento orgulloso por partida doble, ya que además de grabar las baterías del mismo, me encargué junto con la ayuda del resto de la banda y de mi colega Kike García de la grabación del mismo, aquí en nuestro estudio y sala de ensayo en Albacete.

En internet, ¿utilizas las redes sociales?.¿Qué opinión te merecen?.

Creo que esta pregunta es algo difícil de contestar, no lo sería en absoluto si nos limitásemos a hablar de lo que batería se refiere, pero dudo que pueda responderte sin mezclar otros temas que tienen mucho que ver o que van directamente ligados a esto, al menos desde mi perspectiva.

Sí que uso las redes sociales, tengo facebook personal, canal de youtube(un tanto abandonado) e instagram, y una página personal en facebook(Metaldrumwork) la cual uso exclusivamente para cosas relacionadas con clases de batería o cualquier cosa en la que pueda ayudar a quien sea que me siga por ahí, aunque debo decir que también tengo esta un poco dejada y sí que me gustaría ponerme un poco las pilas en este aspecto.

El caso es que mi relación con las redes, sobretodo con facebook, es de puro amor/odio, siendo un poco exagerado así como soy yo, pero no sin motivos.., reconozco que con el tiempo he desarrollado una intolerancia severa a muchas de las cosas que veo, aunque debería decir para ser mas claro, a las personas que escriben en esas determinadas ocasiones; me parece genial que todo el mundo tenga libertad de expresión en redes y que cada uno exponga sus ideas y manera de ver las cosas, pero también creo que deberían ser más las personas que callasen algunas bocas ignorantes a las que en numerosas ocasiones permitimos voz y voto, sin más, no me saldré demasiado de lo que venimos a tratar en esta conversación, pero de verdad que así lo pienso.

Por supuesto que no todo es odio hacia las redes, ya sea por este o por otros motivos, de hecho no podríamos mantener contacto con muchas personas, bandas, marcas, o cualquier otra cosa que se nos ocurra, o al menos no de la manera en la que lo hemos hecho durante estos últimos años, por no hablar de ese colega de la infancia, el cual nunca tuviste su teléfono pero por casualidades de la vida encontraste por las redes, creo que son una herramienta muy importante para todo, pero en ocasiones también hay que saber utilizarlas, ya que abunda sobremanera la gente que no tiene ni puta idea de cómo usarlas de manera correcta.

No soy muy constante con el uso de estas, ni en lo personal ni lo profesional, pero sí que tengo épocas en las que estoy atento de ellas y me involucro algo más..

¿Tu próximo proyecto, idea, aventura, locura…?.

Ese proyecto está todavía por llegar, ojalá y llegue pronto. A corto/medio plazo quiero empezar a subir covers y canciones grabadas en nuestro estudio con mi batería y el equipo que aquí tenemos montado, llevo mucho tiempo queriendo hacerlo y por unas cosas u otras lo he ido aplazando, también me gusta mucho el sonido como hobby, por eso también las ganas de currar con mas peña haciendo mas movidas que tengan que ver con la música aquí en el estudio, por eso mismo espero no volver a abandonarlo esta vez, la verdad es que tengo muchas ganas..

¿Nos hemos dejado algo?…

Por supuesto, no quiero terminar esta conversación tan cojonuda sin antes agradecerte el interés puesto en mi y el apoyo, sin duda tenía que haber más peña como tú, debo decir que haces un gran trabajo y estás consiguiendo hacer un buen puñado de entrevistas muy interesantes a gente cojonuda.

De corazón te deseo que vaya de puta madre este buen camino que has tomado y que sigas involucrándote de la manera que lo estás haciendo.

Un placer enorme, Fran.

Gracias a ti, Victor.

Foto: Lain Romasanta