Los 4 solos de batería que marcaron la historia

¡Los solos de batería es lo más increíble que puede llegar a ver en un concierto de rock! Pues sí. Así de rotundo empiezo este artículo. Y lo que me parece muy extraño y un error imperdonable por mi parte, es que, en los más de diez años de existencia de massbateria.com, nunca se me haya ocurrido hablar de los solos de batería.

Aunque, ahora que lo pienso…Cuando empecé a tocar la batería y durante bastante tiempo, no creí que yo fuera conocido, o más bien, que pudiera hacerme un nombre en la música, sin estar en una banda, que me apoyara.

Menos mal que todo eso quedó atrás y ahora, desde hace ya varios años, ¡¡vivo y disfruto tocando la batería y hasta mi madre me reconoce en los conciertos!!

¡Manos a la obra!

Tengo que decir, que hacer un solo bien estructurado, con coherencia y que nos “diga” algo, es muy, muy complicado. En sí, es una canción en la que sólo intervienes tú. Y captar la atención del público durante, por ejemplo 3 minutos de solo de batería, puede llegar a ser muy difícil y extenuante. El solo de batería, es el sumun de tu trabajo como batería. En ese instante que se atenúan las luces y los focos sólo te iluminan a ti, sabes que ha llegado ESE momento. Tu momento.

Pero no es solo tu momento. Observa al público. ¿Has notado cómo su corazón comienza a latir más rápido cuando escuchan un solo de batería épico? Es como si la música los llevara en un viaje emocional a través de la potencia del sonido de la batería.

Hay muchos tipos de solos: cortos, largos, coherentes, incoherentes…Hoy he querido traerte aquí, los solos que a mí más me han impactado. Seguro que ni son los mejores, ni están clasificados, pero son los que a mi me quitaron la respiración cuando los escuché por primera vez.

Drum duet Genesis.

Y si hablamos de solos épicos y memorables, he de empezar sin lugar a dudas, por el Drum Duet de Genesis, protagonizado por Chester Thompson y el mismo Phil Collins, cantante de Genesis, pero que fue anteriormente el batería, tras la marcha de Peter Gabriel, autor de algunas de las mejores canciones de los 80.

Si un solo de batería puede ser complicado, imagina haciendo lo mismo, pero con dos baterías. El nivel de sincronización y la comunicación entre ambos debe ser increíble.

Moby Dick, de Bonham, Led Zeppelin.

He de reconocer que soy un enamorado de “Bonzo” Bonham y de todo lo que ha tocado. Y sin duda, Moby Dick está entre mis solos preferidos. El despliegue de energía de Bonzo, pasando por el uso de un timbal sinfónico y acabando por la parte en la que toca con las manos, sin duda, es uno de los solo de batería más épicos de la historia. Además, aquí vemos en acción el famoso tresillo de Bonham: RLK, mano derecha, mano izquierda, bombo. O cualquiera de sus variantes.

The Mule, de Ian Peace, Deep Purple.

Y si hablamos de Bonham, no podemos dejar de hablar y escuchar a sus “rivales” Deep Purple, donde Ian Paice, tenía su propio solo dentro de la canción The Mule, del álbum Fireball de 1971. Un dato curioso: el solo no está incluido en el disco, porque un incendio, acabó con casi todas las copias del master y destruyó las tomas del solo.

Aquí vemos a un Ian Paice más técnico que Bonham, si continuamos con la rivalidad y las comparaciones. Aunque para mí, ambos eran unos adelantados a su tiempo.

The End, de Ringo Starr, The Beatles.

Y no podía despedirme sin nombrar a uno de los baterías más icónicos de la historia del rock, Ringo Starr. De él se han dicho muchas cosas y algunas no muy agradables, como que no sabe tocar la batería, etc. Pero hemos de reconocer, que hay una parte de la historia de la música, escrita de su puño y letra.

La canción The End, incluye uno de los pocos solos que Ringo grabó. De hecho, no le gustaban y prefería acompañar las voces con su kit de batería. Es más, este no fue un solo. Estaba acompañando unas líneas de guitarra, que se eliminaron en la mezcla final. Este sería el último tema que grabarían los Beatles y contiene un solo de cada uno.

https://es.wikipedia.org/wiki/The_End_(canci%C3%B3n_de_The_Beatles)

Sin duda, hay muchos más solos de batería. Infinidad, pero para este artículo, quería destacar, no sólo los solos, si no a los bateristas. Todos fueron piezas clave en la historia de la música.

A %d blogueros les gusta esto: